Con la llegada de algún premio de cine, siempre estamos expectantes por ver cuáles son los modelitos que desfilan por esa majestuosa alfombra, y las grandes apuestas de nuestras actrices favoritas por los grandes diseñadores.
Vestidos de infarto que muchas de nosotras soñamos con llevar puesto algún día, aunque la factura nos pueda costar unos buenos miles de euros.

Anne Hathaway aposto por un Chanel de alta costura en tonos blancos, de dos piezas. Corpiño muy ceñido a su delgado cuerpo y falda larga de tubo terminada en una pequeña cola. Amanda Seyfried, compañera de reparto también aposto por un tono similar de la firma Givenchy.

Jennifer López entre otras, fue de las que también aposto por el color blanco, con transparencias y encaje de Zuhair Murad. Salma Hayek eligió un vestido negro con brillos, con escote palabra de honor, con terminación en cola y con un gran lazo a un lado de la cintura.

Los colores claros y el negro fueron los predominantes en tan glamurosa alfombra roja. La mayoría de las actrices apostaron por el largo, una apuesta segura en la elegancia y en el glamur.
turismos, coches.