Barcelona, una de las primeras ciudades modernas de España tiene importantes obras del famoso artista Antonio Gaudí, donde precisamente se encuentra unas de sus piezas más sorprendentes como lo es la Casa Vicens, la cual fue declarada Patrimonio Mundial de la Unesco en el 2005. Desde entonces, ha sido una joya arquitectónica con una profunda belleza en su interior y exterior.

Para conocer un poco de su historia, esta primera casa de Gaudí, Casa Vicens fue construida entre los años 1883 y 1885 en la ciudad catalana. Generalmente, por su estilo arquitectónico, es considerada una gran obra modernista del artista, la cual, parece como si fuese sacada de un mismo cuento de hadas. En su realización, el autor contó con varios artesanos, como lo es el herrero Joan Oñós, el escultor LLorenc Matamala, Eudald Puntí como el ebanista, entre otros.

En sus casi 132 años, esta obra de arte hecha casa se había utilizado como una vivienda particular y, hoy en día, es un importante museo, es decir, que ha tenido diferentes etapas, formando parte del recorrido artístico de la ciudad de Barcelona. Luego de una extensa restauración donde se ha invertido una buena suma de euros, esta atractiva edificación ha pasado a una evidencia de la impresionante creatividad de Antonio Gaudí.

Actualmente, cualquiera que desee disfrutar un buen momento, lleno de mucha arte e historia, puede visitar esta primera casa de Gaudí y admirar cada detalle de la delicada restauración por la que fue sometida. Normalmente, se tiene un horario establecido de visitas para cuidar la exposición del museo, no obstante, para reservar se pueden comprar entradas y, de esta manera, no perderse por ningún motivo este interesante recorrido, por supuesto, con guías incluidos.

Recuerda que en tu próxima visita a  la ciudad catalana no debes dejar fuera de tu itinerario el recorrido a esta maravillosa joya artística y arquitectónica.

Deja un comentario