En los países de clima tropical los edredones son tan solo un elemento decorativo, no cumplen ninguna otra función, de hecho, se les aparta para dormir. Pero en aquellos lugares donde la temperatura baja mucho durante el invierno, especialmente en las noches, también protegen del frío. Así se cubren con las fundas nórdicas niños de todas las edades, para su protección térmica.

Desde el principio de los tiempos cubrirse ha sido una necesidad primaria de los seres humanos. El hombre de las cavernas utilizó para ello pieles de animales. Con el correr de los tiempos aprendió a usar otros materiales como la seda y el algodón. En las zonas más frías el ingenio tuvo que ser mayor, especialmente porque al dormir disminuye la temperatura corporal.

Los edredones provienen de los pueblos escandinavos (norte de Europa). Esta era la única pieza que cubría sus camas y eran como sacos rellenos de plumas de pato. Ellos encontraron que la protección y el calor que estas conferían eran superiores al de las pieles que hasta entonces usaban. Entendieron que las plumas, al pato, no solo le ayudan a mantener el calor interno; sino que les protegen de la humedad externa y se aprovecharon de estas cualidades.

La forma expedita de usarlas era metiéndolas en una funda de lienzo o algodón, cosiendo el otro extremo.  Así nació la funda nórdica, que se utilizó inclusive como sabana bajera o esquinero, como se la conoce en algunos países. Posteriormente el ingenio y la creatividad unieron esfuerzos para producir colchas de variados tamaños, con materiales de distinta calidad y poder calorífico.

El cubrecama ofrece varias ventajas como permitir tender la cama por las mañanas con gran facilidad, esto hace que resulten muy atractivas para los niños; sin contar con el hecho de que la variedad de diseños existentes en el mercado permite encontrar siempre el que mejor se adapte a la decoración de la habitación. Los materiales que se utilizan en su fabricación actualmente permiten lavarlos de forma sencilla.

Debido al uso de motivos infantiles, dibujos animados y personajes famosos usados para las fundas nórdicas infantiles, los niños terminan adorándolas. Sus madres duermen tranquilas sabiendo que sus bebes están bien abrigados. Y todos somos más felices.

Fundas nordicas niños